7. Apuntes sobre una entrevista a Bolaño

Cuando el difunto Pedro Lemebel le afirmó al también difunto Roberto Bolaño que la radio jugó un papel importantísimo durante la dictadura de Pinochet para el posterior restablecimiento de la democracia, citando específicamente a Radio Cooperativa y a Radio Umbral como prístinos ejemplos, no hacía otra cosa que reconocer, aunque se tratase de una aceptación no intencionada, que el terrible régimen de Pinochet permitía lo que jamás permitieron las recias y toscas dictaduras comunistas de la Europa oriental y del castrismo. El dedazo de Lagos es el vívido testimonio de tal cosa.

El gran mérito de Roberto Bolaño, en aquella emblemática entrevista radial con Lemebel, fue el de no dejarse despeñar por los peligrosos riscos del voluntarismo político, a pesar de haber sido, probablemente, lo más fácil. El escritor regresaba a la feria del libro de la Estación Mapocho y en algunos sectores del ámbito literario chileno parecía prevalecer el revanchismo, a pesar de los años transcurridos tras la derrota de Pinochet en el plebiscito. Ni exiliado, a pesar del encarcelamiento de ocho días en Concepción, ni partidista, ni alabardero de los proyectos culturales de la Unión popular. Un hombre digno y, sobre todo, un creador soberbio.

“Lo peor era que esta gente no tenía siquiera talento. Todo era una especie de compadrazgo donde unos apoyaban a los otros” dijo Bolaño refiriéndose al panorama cultural chileno en tiempos de la Unidad Popular, a lo que Lebemel, ripostó:
“Pero cuando tú dices ‘esta gente’ hay como un dejo despectivo, también ¿no? Y pienso que mucha de esa gente ya no está”
“No, e incluso muchos de ellos supongo que murieron o que salieron de exiliados. Pero el sufrimiento no añade valor literario a una obra. El valor literario a una obra se lo pone el escritor”. El remate de Bolaño fue tan fantástico como sus textos.

© Rafael Piñeiro-López

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.