19. The Piano

Ada McGrath es como un pequeño animalillo salvaje, que se defiende con gesto hosco de los depredadores que la acechan y que se entrega a sus instintos sin medir las consecuencias. Hay algo apasionante y al mismo tiempo desagradable en ella. Pero también despierta nuestra conmiseración y exige, con esa naturalidad que suele imponer la propia vida, respeto y simpatía.

Su rebuscamiento nos desborda, como esos cauces bravíos que desafían las fronteras y los márgenes naturales impuestos por Dios (¿qué duda cabe?) y terminamos, permítanme que les diga, abochornados de lo pequeños y miserables que lucimos ante una fuerza de tan descomunal presencia. Pero no es solo Ada, por supuesto. También se trata de Holly Hunter, ¡Ay Holly! que bordea aquí uno de los performances más formidables y gloriosos que alguna vez hayamos visto.

Termino de ver The Piano, y a pesar de sus imperfecciones, lanzo un réquiem por el alma de Jane Campion, iluminada en esos días como si se tratase de una virgen profética que intuye que el futuro y la vida han pertenecido siempre al animal que somos.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.