48. Notas sobre El Quijote

Si me preguntan, creo yo que la génesis de la novela ensayo, o la novela de ideas, como casi todo, se encuentra en el Quijote, en el capítulo treinta y ocho, donde el de la triste figura nos lanza aquel discurso sobre las armas y las letras. De allí parten Bioy Casares o el propio MIlan Kundera…

Es de admirar, entre muchas otras cosas, el buen tino con que Cervantes hizo coincidir dos desenlaces tan dispares como el de “El curioso Impertinente”, esa novela ejemplar, sub género que atesora sus raíces morales en Heródoto y Platón, que inserta dentro del Quijote y que el cura Pedro Pérez lee en la venta de Palomeque, con el destino de los amores y desventuras de sus personajes Lucinda, Dorotea, Don Fernando y Cardenio. La muerte es la desdicha mayor de las desdichas. Camila Anselmo y Lotario son la constatación de la tragedia. Pero los otros, los otros son la constatación del acomodo y la esperanza.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.