96. Be here now

(Sigo recuperando textos escritos hace tiempo atrás. Este, de hace un año…)

La muerte, implacable, sigue su curso de manera invariable, sin hacer caso de las alternativas que el destino pueda improvisar. Andy Whitfield documentó su último año de vida de manera admirable, enfrentando su “Dorado” con bravura y con sabiduría. Whitfield solo alcanzó a acariciar el éxito como actor. Un linfoma lo arrebató de la vida, de sus pequeños hijos, de su familia amada. En el lecho de muerte explicó a sus vástagos que ya se iba al cielo, porque su cuerpo se había roto. Que era igual a una mariposa que no podía volar. Al tiempo de haber partido, sus hijos encontraron, precisamente, una mariposa en la entrada de casa. Tenía un ala rota. Sabían que era su padre que los visitaba y que cuidaba de ellos. “Be Here Now” es una pieza conmovedora, brutalmente hermosa, inolvidable.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.