146

Le comentaba a un amigo que ser “liberal”, progresista o simplemente cool, políticamente hablando, se ha constituido en el nuevo conservadurismo. La revolución hippie marcó las pautas del mundo por venir, y los rezagos de la guerra de Viet Nam moldearon a varias generaciones en todo el mundo occidental. Desde hace cuarenta años se ha instituido el patrón del “progresismo ilustrado” que ha terminado por aposentarse y dominar los claustros universitarios y las instituciones de todo tipo y laya. Sostener ideas contrarias a las tendencias colectivistas que hoy abundan, polemizar con aquellos que proponen y justifican el llamado Estado de Bienestar, es lo verdaderamente revolucionario a la luz de los tiempos que corren. Sí, el “liberalismo progresista” es el nuevo conservadurismo. Los hacedores del buenismo se han convertido en los reaccionarios del presente.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.