276. Fyre

El antológico fraude del festival de música «Fyre» nos deja la certeza de que ningún millennial occidental podría haber sobrevivido, ni siquiera, a la más “lujosa” de las ‘escuelas al campo’ del castrismo.
El especulador Billy McFarland, un mentiroso inoperante con ansias de grandeza, redujo la venta de tickets exclusivos para jets privados y botes de lujo al más básico de los instintos: aquel que nos fuerza a sobrevivir a cómo de lugar.
Resumiendo, si la irresponsabilidad de los 60 pudo parir la genialidad de un Woodstock, la condescendencia de la era millennial no alcanzó siquiera para validar un Fyre. (El documental por Netflix, no se lo pierdan).

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.