277. Apuntes sobre la Venezuela de estos días

A mis amigos y familiares venezolanos, sólo les deseo que tras la probable caída del chavismo o madurismo, no vuelvan a recalar en las aguas de la perenne social democracia y del estatismo latinoamericano que tanto nos caracterizan. Aunque dejar la adicción no es cosa fácil…


No obstante, aunque las comparaciones puedan ser válidas a cualquier nivel (y las entiendo) lo cierto es que las circunstancias son distintas, sin ánimo de justificación alguna. En Venezuela nunca se cerraron las puertas de manera absoluta. Si el castrismo fue un totalitarismo de tomo y lomo desde el año 61, el chavismo nunca pasó de ser una comparsa autoritaria.
Y es que no puedo olvidar a los hombres de Girón y del Escambray y de las operaciones encubiertas que, aunque quizás cargaban aún encima el fatigoso fardo de las revoluciones a ultranza, sacrificaron vida, dinero y bienestar en aras de terminar con el castrismo. El “cubano de ahora”, el que nació y creció bajo la sombra de la terrible dictadura, ya es harina de otro costal, excepto contados, escasísimos ejemplos (entre los cuales no me incluyo)
Pero no es, en realidad, lo mismo. La ventana que en Venezuela quedó abierta, en Cuba se cerró a ritmo de conga y paredón. Mientras los “barbudos de la sierra” se agenciaron rápidamente el espaldarazo del imperio soviético en los contornos de la guerra fría, Venezuela sólo contó con la asesoría interventora del jineterismo caribeño de turno…


Muy bien. Especulemos que el madurismo se derrumba y que Venezuela se convierte en la Panamá post norieguista del siglo XXI. Entonces… ¿seguirá rigiendo por los tiempos de los tiempos la constitución chavista, esa que fue creada para legitimar el llamado socialismo del siglo XXI? ¿Esa que todos los políticos de oposición esgrimen energicamente como prueba de que el madurismo viola la legalidad en toda la regla? A mí se me antoja que en buena medida lo que está pasando en la Venezuela de hoy en día es que se está validando al chavismo en detrimento del madurismo. Ojalá que esa no sea la tónica y que pueda llevarse a cabo una nueva constituyente donde todos los venezolanos quepan. Sin embargo, citando al filósofo José José…»pero lo dudo…»

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.