315. A propósito de The Pianist

Y ya que les hablaba de The Pianist, esa obra maestra de Polanski, la realidad es que el holocausto pudo también establecerse gracias a la propia colaboración de judíos traidores. La policía que apaleaba a las víctimas y que las acarraeba a las estaciones donde serían embarcados hacia los campos de concentración, eran judíos harapientos con bastones y cierta cuota de poder. Aquellos que chivateaban a los que se escondían de la Gestapo o que ayudaban a decomisar las propiedades (ganadas con sudor y esfuerzo) , eran también judíos. George Soros fue uno de ellos…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .