321. Mindhunters

Los estereotipos encierran un porcentaje de realidad sobre determinado tema. Se identifica, por ejemplo, a los negros como comedores de pollo frito y delincuentes, a los latinos como pandilleros y traficantes y a los blancos como asesinos seriales. Todas estas descripciones pueden llegar a resultar más o menos cuestionables, más o menos incendiarias, en dependencia del grupo social aludido, pero tras calificaciones tan burdas y arbitrarias existe, por regla general, una estadística que avala la naturaleza del estereotipo. Las cárceles están atestadas de negros y un porcentaje importante de los crímenes cometidos en los Estados Unidos corresponden a la población afroamericana. Los latinos se organizan en pandillas, desde Centroamérica hasta los estados del Norte más que cualquier otro grupo racial. Una inmensa mayoría de los asesinos múltiples o seriales corresponden a caucásicos entre los 20 y los 50 años de edad.

Las razones circunstanciales, las explicaciones socioculturales, los elementos causales ya son materias que superan el entramado del concepto y que caen en el campo de la sociología e incluso la política. Es decir, los estereotipos pertenecen al debate más primario, al del ciudadano de a pie y no al de las academias de historia y filosofía.

Pues bien, debido a que los estereotipos suelen, por regla general, estar avalados por una cierta verdad, es que pude hoy desentrañar el misterio de una peliculilla chapucera pero entretenida que pasaron en uno de los canales de Showbiz. Mindhunters, muy en la cuerda de las historias victorianas de Agatha Chrisitie (pero con algo de Seven), dejó para la elección final del asesino múltiple, frío y calculador a dos probables personajes, uno negro y otro blanco. La decisión fue demasiado obvia.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.