346. Pequeños apuntes (disculpen la insistencia) sobre fascismo, nazismo y comunismo

Si Rudolph Hess no le hubiera susurrado en el oído al führer, durante aquellos años de prisión, la necesidad de la futura Alemania por un espacio vital hacia el Este y si la amenaza del comunismo no torturara a la nación germana (recordemos la instauración de una república soviética en Baviera bajo la égida de Ernst Toller en 1919), el nazismo habría sido mucho más amistoso con el comunismo eslavo. Mucho más de lo que fue, por cierto, pues la cooperación entre el déspota Stalin y el propio Hitler fue entusiasta y fluida hasta 1941. No olvidemos que comunismo y fascismo, ambos, atesoraban la pretensión de crear a un nuevo hombre.

Por eso no es extraño que Goebbels, ministro de propaganda del tercer Reich, opinara que “Lenin y Hitler son comparables. Sus diferencias son leves”. O que en el siglo anterior, en la Nueva Gaceta Renana (el periódico de Federico Engels) se calificara a vascos y a serbios como “basura racial” y que, por lo tanto, su destrucción era la única salida para poder guiar a la sociedad hacia el ideal comunista. O que Bernard Shaw, aquel intelectual comunista, apoyara la ideología del exterminio de Hitler durante la década de los 30. El viejo Shaw respaldaba la muerte de los parásitos de la sociedad como una práctica solución hacia un mundo más puro y justo.

La entrada de la URSS a la segunda guerra mundial fue invadiendo a Polonia, a la par de los nazis. Stalin y Hitler habían llegado a un acuerdo para repartirse Europa con la complacencia de unos y otros. La prensa soviética justificó la invasión a Polonia, por cierto, diciendo que Hitler y Stalin combatían al agresivo fascismo polaco. Los rusos también cooperaron con la invasión nazi a Noruega proporcionando sus bases navales y alimentos a las tropas del führer. Todo había quedado coordinado desde el viaje de Molotov a Berlín en 1939, donde se discutió el futuro nuevo orden mundial de la post guerra. No olvidemos aquella estoica afirmación del ministro de relaciones de la URSS que rezaba: “Luchar contra la ideología nazi es un delito”. Ya desde antes de la guerra la NKVD enviaba a Hitler a comunistas y judíos alemanes para que fueran castigados. Una delegación de las SS aprendió en la URSS cómo construir campos de concentración, por ejemplo, y hay numerosos documentos que lo avalan. No es coincidencia que los lemas de los campos de concentración soviéticos en Ucrania rezaran “El trabajo es un honor” mientras que los nazis aseguraran que “El trabajo te hará libre”.

Lo cierto es que en este tema hay mucha tela por donde cortar. Lamentablemente son escasísimos los historiadores dispuestos a encontrar vínculos entre fascismo, nazismo y comunismo. Mientras las fracasadas ideologías de Gentile, Eckart y Rosenberg son perseguidas en el mundo entero, el discurso de odio de Marx, Engels y Lenin se enseña con muchísimo entusiasmo en las universidades occidentales. Y así vamos…

pd: Olvidé, con la premura, mencionar la invasión soviética a Finlandia con el visto bueno de Alemania. Pero eso ya será tema para otro texto…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .