355. Dr Zhivago

Boris Pasternak pertenecía a aquellos que aún creían en el poder sublime de la poesía. Pertenecía a una raza que se ha extinguido con el nuevo siglo. La poesía, en realidad, no ha sido más que un esplendoroso adorno de la historia. El propio doctor Yuri Zhivago apenas si pudo sobrevivir la soledad y la desidia. Entonces… ¿dónde radica el poder de la poesía? La poesía, hemos de decirlo, no cambia el rumbo de los grandes aconteceres del decursar de los hombres, pero al menos es una expresión de la belleza que intuimos, la más clara muestra, quizás, de que las doctrinas socráticas aún podrían atesorar un minúsculo grado de validez.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .