467.

Yo recuerdo a la Ellen Barkin de décadas pasadas con la nitidez que otorga el aferrarse a un tiempo ido que jamás volverá. Es una claridad brumosa. Es una tabla a la que asirse para saber y sentir que aún estamos vivos como si se tratase de ayer. Y es que envejecemos muy a nuestro pesar, por eso siempre sentimos que somos eternos jóvenes viscerales. Nuestro interior, que es el alma, es incólume al paso inexorable del tiempo. Todos cargamos encima con la dualidad maniquea de ser viejos y adolescentes al mismo tiempo; por eso el asombro constante del espejo, cada mañana, cada noche… el espejo de Borges en EL Aleph, el de a Iskandar Zu al-Kamayn y el de Alejandro Biscorne…

Ellen Barkin está en Animal Kingdom, ajada por el paso del tiempo, cuasi derrotada por los oprobiosos años. La serie es simple, rehúye en la medida de lo posible el cáncer que nos corroe a todos, el de la corrección política, el del inclusivismo a ultranza, aunque algún zarpazo la roce más de una vez. Para divertirse y pasar un buen rato… Además, Ellen sigue levantando el mentón, desafiando al mundo mientras se contonea con la dureza de una abuela que ha pasado por todo…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .