468.

La primera temporada de Animal Kingdom fue modesta. Demasiado ligera por momentos, paquetera casi siempre. Los caracteres principales no se desarrollaron lo suficiente como para compadecernos de ellos, o como para emocionarnos. Pero la segunda vuelta volvió con una fuerza inusitada. Todo se volvió más serio y más oscuro. Fue como si los astros se alinearan para Jonathan Lisco (el veterano productor y escritor de The District y de otro puñado de buenas piezas), y las cosas comenzaran a fluir al fin. Ya comenzaré la tercera temporada y podré confirmarte si la serie sigue desandando el buen camino. Ojalá que así sea… Mientras tanto, puedes tú mismo comprobar cuánto te gusta o te disgusta… por Amazon Prime…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .