472.

Siri Hustvedt, una escritora galardonada hace unos días con el premio Princesa de Asturias de este año (confieso que ni siquiera la conozco; alguien dice que es la esposa de Paul Auster), vuelve a evocar la inepta petulancia de la izquierda cultural: pensar que están por encima del bien y el mal. La señora, que ya pasa los sesenta, confiesa que su mayor obsesión es Trump y que quienes votaron por el susodicho son los blancos pobres, brutos e indolentes de los Estados Unidos. Sigan comiendo de ese lado de la mesa, que la amargura se les convertirá en una amiga inseparable. ¡Qué gente, Dios mío!

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .