483.

De no haber sido por el accidente histórico del nazismo, el comunismo se habría establecido en Alemania al menos diez años antes de que las tropas de Stalin ocuparan Berlín. La influencia de los bolcheviques había permeado a la democracia germana (recordemos la instauración de una república soviética en Baviera bajo la égida de Ernst Toller en 1919) e incluso a inicios de los años treinta le disputaba aún al ya poderoso partido nazi de la post recesión el poder político de Berlín. De no ser por la ascensión de Hitler como canciller y por la represión sin tregua de las SA y su fuerzas de elite, las SS de Himmler, en conjunción con la policía prusiana de Göring, la tristemente célebre Gestapo, la hoz y el martillo habría ondeado en el Reichstag sin que los comunistas hubieran lanzado un disparo (tenían prácticamente asegurado el voto electoral).

Para julio de 1945, la capital germana estaba ya destruida por las bombas aliadas y la psicótica persistencia de Hitler. En la zona controlada por los soviéticos una inmensa imagen de un Stalin victorioso preside la avenida. Pronto el totalitarismo comunista sustituiría con perfección malsana al totalitarismo nazi. Todo un pueblo, guerrero y orgulloso en el pasado, viviendo una rápida transición de la barbarie a la barbarie, sin pausas y sin dudas. De amos y señores de la Europa ancestral a prisioneros de la pesadilla rusa. Una vuelta a los orígenes teóricos del horror, visualizados precisamente por un judío alemán.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .