484.

Soy un sobreviviente como lo somos todos. Crecí en un barrio donde la mitad de los muchachos de mi edad se convirtieron en carne de presidio. Los dos Luisitos, el de Cira y el de Emilia, Angelito, el otro hijo de Emilia (Alexeis no; el coloráo logró librarse de los barrotes), Redelito, el negro Mederos, Douglas (condenado a cadena perpetua), su hermano Abelito por sacrificio ilegal de ganado en época de “período especial”, Luis Carballo el nieto de los santeros… y así hasta el infinito… Soy un sobreviviente como lo somos todos, pero algunos somos más sobrevivientes que otros.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .