485.

El desparpajo y el nihilismo del rock ochentero (alimentado por los años del gobierno de Reagan), su virtuosismo instrumental, su gozadera existencial, chocó con la pared de la amargura grunge a principios de la década de los noventa. No es coincidencia que una administración demócrata comenzara entonces a regir los destinos de la nación, y es que el moralismo progresista ha sido siempre subestimado por el discurso oficial. Si me dijeran que tratara de precisar el año exacto de la muerte del rock and roll yo diría que aconteció en 1992, con la apoteosis del club de los afligidos: Nirvana, Pearl Jam y Soundgarden, y con la posterior irrupción meses después de Alice in Chains y Stone Temple Pilots. Ya desde entonces se vislumbraba el arribo futuro de la generación MIllenial, la quejadera constante y la auto conmiseración como emblemas del nuevo llanto bitongo de los noveles “role models” de fines de siglo.

Los “Use Your Illusion” de Guns N’Roses fueron el canto de cisne. Luego casi nada sería igual. Que Warrant haya prácticamente claudicado con el “Ultraphobic” de 1995 ya era una señal. Bad English no sobrevivió a su Blacklash ni Cinderella a su Still Climbing. Lo mismo con Toto y su “Kingdom of Desire”, Dokken y “Dysfunctional” y Great White y su “Psycho City”, por citar otros ejemplos. Y ni hablar de la emblemática caída de Motley Crue o del “Adrenalyze” de Def Leppard. Si, amigos míos, desde entonces el mundo está jodido irremediablemente. EL Grunge no fue más que un giro reaccionario dentro de la diversión que debe acompañar a un ejercicio tan hedónico como la música popular. Quizás Kurt Cobain lo entendió así y por eso hoy arde entre las llamas del infierno.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .