491.

El congreso cubano en el mes de octubre de 1950, durante la presidencia de Carlos Prío Socarrás, en pleno re-auge del autenticismo partidista, ya con los republicanos fuera del pastel, estaba compuesto por 29 abogados, 20 médicos (siempre los galenos con un papel principalísimo en la política partidaria de la república), 15 dueños de propiedades, 12 hombres de negocios, 7 empleados, 5 periodistas, 4 agricultores, 4 dueños de plantaciones azucareras, 3 dueños de industrias, 2 farmacólogos, 2 amas de casa, 2 operadores de telégrafos, obreros, veterinarios, estudiantes, cigarreros, un químico y un dentista, ferrocarrileros y un chofer de tractor, entre algunas otras dispersas profesiones. Así hasta completar una variopinta parrilla de 136 representantes populares. Nada, que eso de la escasa representatividad de los numerosos estamentos de la sociedad cubiche en tiempos anteriores al horror, tampoco ha pasado de ser una fantochada del castrismo.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .