511.

A mi todo esto me da mucha gracia. Jeffrey Lewis, un escritor que capitalizó buena parte de la histeria antitrumpista que se desató tras el resultado electoral de noviembre del 2016 publicando aquel infausto “The 2020 Commission Report on the North Korean Nuclear Attacks Against the United States”, un intento forzado de ficción histórica en el que se narra el comienzo de una guerra nuclear provocada por el “fascista y beligerante” mandatario norteamericano que causaría en un inicio más de un millón de muertes civiles en nuestro patio, debe sentirse muy frustrado tras el encuentro en territorio norcoreano entre el dictador heredero de los Kim y el presidente estadounidense. Es un reflejo de la hipocresía y de la patética iniquidad de la oposición política estadounidense de estos días el criticar a Trump por reunirse con el sanguinario (y peligroso) dictador Kim Jong Un, mientras defienden el vergonzoso perdón del Cairo enarbolado por Barack Obama, o aquella “manito quebrada” suspendida en el aire fervorosamente por Raúl Castro durante la visita de Hussein a La Habana. Vaya, que no existe manera de sostener un discurso tan contradictorio. Ocurre lo mismo cuando los demócratas actuales, esos entes de propensión gregaria y colectivista, se convierten de repente en enemigos acérrimos de la Rusia ex soviética, como si hubieran olvidado por arte de magia aquel bochornoso y exasperante intento del senador Bob Kennedy de complotar con los comunistas del Kremlin para desbancar la presidencia de Ronald Reagan. Es cierto que el Putin de estos tiempos es anti globalista, pero ya eso es tema para otra trova.

Lo cierto es que las terribles predicciones de un mandatario furibundamente guerrerista en la Casa Blanca se han ido al traste. Trump, más allá de sus defectos, es un negociador experto, un “político” pragmático capaz de alcanzar victorias allí donde casi todos auguran desastres. A los antitrumpistas hiperbólicos y desmesurados (que no son todos, pero sí la mayoría) no les ha quedado otra opción que contradecirse a cada hora. Primero fue aquello de la “incontrastable derrota” futura en las elecciones ante la pésima candidata Hillary Clinton, luego lo del desastre económico por venir, después esto de la confrontación nuclear inevitable… La prensa, los dirigentes del partido demócrata, los inconformistas republicanos, simplemente ya no saben qué hacer. Quizás si se hubieran dedicado a presentar oposición de una manera tradicional, sosegada, donde después de todo predominara el sentido común, atesorarían algún chance de recuperar la Casa Blanca en las venideras elecciones del próximo año, pero difícilmente algo así pueda concretarse en hechos. La salud económica de la nación es la mejor en más de medio siglo, las minorías tienen oportunidades de alcanzar el éxito como nunca antes, las amenazas externas reciben la atención que les fue negada durante décadas… A la retórica opositora de un “Trump diseminador de odio” se le ha contrarrestado con la más poderosa de las armas políticas: el reforzamiento del capitalismo y la posibilidad de lograr la concreción del sueño americano, que es tener un trabajo con el cual vivir de la manera más digna posible. Ante cosa tan contundente, ni el chascarrillo más vigoroso de nuestro poco convencional presidente podrá hacerle una real mella, más allá de las invenciones histéricas de la prensa a la cual ya todos nos hemos acostumbrado.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .