514.

El pasado domingo amaneció soleado, pero ya hacia el mediodía los nubarrones del oeste y la llovizna pertinaz habían ganado espacios en el cielo de Kendall. Aún así me fui con Rafe y con Nicole hacia el Regal cercano, en la Kendall drive y la 122 avenida, a un costado del Turnpike, para completar un ciclo. En la sala ocho proyectaban Toy Story 4, esa obra maestra de los estudios Pixar, solo equiparable a las series de The Godfather y quizás Indiana Jones. Entonces atisbé a fornidos hombres llorando como damiselas y a adustas y sacrificadas madres carcajeándose a mandíbula batiente. Ahora solo queda extrañar, echar de menos… como cuando se nos muere un familiar querido…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .