516.

Hace ya muchísimos años, en el lejano 1832, los hermanos Agassiz fundaron en Suiza una casa relojera a la que llamaron Raiguel Jeune & Cie, primero, y siete años más tarde Longines. Su marca fue registrada oficialmente en 1889, lo que la convierte en la más antigua de las que actualmente producen relojes en el mundo. Longines, de más está decirlo, ha logrado proezas como incorporar la corona a los mecanismos relojeros, producir el primer cronógrafo y ser la marca oficial que regía tiempos y marcas en las primeras Olimpiadas modernas (y en otras trece). Ya desde 1880 los falsificadores intentaban vender gato por liebre a los compradores, falsificando piezas, lo que causó que Ernest Francillon, el genio empresarial de la compañía, inventara el ya mítico logo del reloj de arena volador que suele estar situado en el back case de las producciones Longines…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .