524

Sentado en una especie de hall, hacia mi lado izquierdo veía unas pequeñas muñecas de juguete en posición mortuoria. No había sangre ni vómitos ni feces, pero podía jurar que antes había visualizado el horror en toda su magnitud. Un televisor enganchado a la pared relataba los crímenes de un niño o una niña, el autor (a) de la simulación de la muerte de las muñecas. A mi lado derecho podía ver las manos, solo las manos, y las uñas elegantemente arregladas de la madre de la niña. Otra persona la precedía, sentada en una especie de mesa escolar. Eran figuras como sombras, apariciones cuasi fantasmales. Destellos de alguna luz opaca e intermitente acechaban mi torso. A esas alturas sabía ya que estaba solo en el lugar. Absolutamente solo. Y de repente escuché pasos como de alguien que corría o saltaba. Yo no podía moverme por alguna desconocida razón. Reuní fuerzas y grité: ¿Quién anda ahí? Mi voz salió apenas como un hilillo desechable. Alguién corrió hacia mí, pegó su aliento a mis oídos y rugió y pidió con vocecilla infantil al mismo tiempo: “Un lullaby”. Y desperté gritando.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .