542.

Tras el anuncio de la salida de las tropas norteamericanas de Siria, los aguerridos neo halcones de la política norteamericana, aquellos mismos que aseguraban que el presidente Trump sería un peligro para la paz y la estabilidad mundial por sus presuntos afanes guerreristas (un tipo que siempre ha predicado el aislacionismo, dime tú), argumentan que los Estados Unidos han traicionado a los kurdos, luego de que estos derramaran su sangre por nosotros. El racionamiento del antitrumpismo histérico e insensato está basado en el dolo, en el engaño a priori. Los kurdos no han derramado su sangre por los Estados Unidos; han sido los norteamericanos quienes han derramado su sangre por los kurdos. La diferencia no es sutil.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .