551.

¡Que maravillosa fue (y es) Carnival, la serie inventada por Daniel Knauf! Te cala los huesos y te importuna el alma, porque es tan frágil y profunda en su aparente simpleza… Carnival es sepia por el lodo de los agrestes campos y por esos recuerdos de nuestra propia infancia en otro tiempo y lugar. Quizás sea que todos los pasados son iguales. Es esa especie de memoria colectiva que nos alimenta a nosotros los hombres y que traspasamos subrepticiamente, sabedores de que existe un misterio que nos supera y que jamás podremos comprender. Somos insignificantes en nuestra grandeza, nos dice Carnival, y es cierto. Jamás podremos erguirnos sobre la sombra de la creación incomprensible.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .