555.

The Haunting of Hill House, que parecía ser una alternativa para el género de horror ante la decadencia barbárica de American Horror Story y su histerismo ideológico, no pasa de ser un ejercicio fallido y pretencioso que, de la mano de Mike Flanagan, echa por la borda el voluntarismo gótico de la novela de Shirley Jackson.

Yo, que tengo la certeza de que las almas muertas vagan entre las paredes azules de las casas antiguas y olvidadas, no pude creer siquiera que lo que se me contaba poseía un ápice de sinceridad creativa. Avistaba, en fin de cuentas, a la criatura malformada de The Others y Six Sense; el remedo televisivo de The Shining.

La serie, repleta de lugares comunes y con una primera mitad extremadamente endeble, es un ejemplo modélico de todas las nuevas convenciones de corrección política existentes, como para no poder rebatir aquello de que vivimos una nueva dictadura, la de la moralidad reaccionaria del neo progresismo.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Una respuesta a “555.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .