620

El escritor y realizador británico Alex Garland, se pregunta constantemente si el dolor y el placer son componentes inherentes a la sobrevivencia. Cada una de sus obras está encaminada a intentar resolver esa interrogante eidética. ¿Es acaso la existencia un fenómeno real o imaginario? Y si ya en su “Ex Machina” lo condensaba de manera casi brillante, en “Annihilation”, en cambio (una tozuda y pretenciosa mezcla entre Alien y Jumanji con una endeble base especulativa) resbala ignominiosamente.

Más allá de la visión pesimista de Garland, más allá de ese perpetuo estado a contrapelo de Steven Pinker, subsiste la desconfianza por el futuro y por la propia naturaleza humana. Aparentemente Garland es mejor creador que adaptador. En ese sentido la novela de Jeff VanderMeer no se le da bien.

Poco nos deja esta Annihilation más allá de constatar que la Portman es una buena actriz y aquella otra certeza de que en el Hollywood de estos tiempos el negro ya no es el primero en sucumbir ante el villano de turno.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .