622

Casi todas las revoluciones sociales de la época moderna han sido reaccionarias o fútiles, exceptuando a la norteamericana, que dio paso al paritorio de una sociedad más desarrollada y libre (aunque en los tiempos que corren el burocratismo político amenace con descarrilar cualquier logro que se haya alcanzado en los últimos siglos). Si acaso la única distinción a tan lapidaria afirmación (o al menos la distinción más significativa) se sucedió en la segunda mitad del siglo pasado, cuando las naciones europeas del Este lograron liberarse del terrible yugo comunista impuesto por la URSS y Stalin con la sabida complacencia de Roosevelt, en aquella tristemente célebre conferencia de Yalta.

La caída del muro de Berlín es el hecho paradigmático que resume lo acaecido en esos convulsos años. Ni el tipo subido a la farola durante aquel discurso de Ceaușescu ni los tanques avanzando por las calles de Moscú pueden superar la poderosa imagen del martilleo a las piedras divisorias construidas por la Volkspolizei. Fue la “revolución de los rumores”, como prefiero llamarla: El derrumbe del Schandmauer se precipitó por la mala interpretación de las ordenanzas de Schabowski, un equívoco tremendo; y la reunificación de las dos Alemanias ocurriría tras ese olvidado discurso de Helmut Kohl en Dresden, una consecuencia indiscutible del arriesgado anuncio de Herbert Wagner.

Es decir, la historia es un reflejo de las circunstancias del momento, susceptible a pequeñísimos detalles y a coincidencias impredecibles, pero siempre se requerirá de una masa que empuje (el término de Napoleón es perfecto) y de un líder que deslumbre. Es el sine que non de la existencia humana.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .