630

James L Brooks tiene una muy escueta obra como realizador. Sus seis filmes versan sobre las relaciones humanas desde una óptica compasiva. “As Good as It Gets” (1997), su pieza cumbre, no es la excepción. Sus personajes semi marginales, brutales en ocasiones, tienen diálogos memorables. Lo mejor de una cinta como esta es que a pesar de tratar temas como la homofobia o el racismo, lo hace con humor y sin falsa demagogia.

Desde los años noventa hacia acá la majomía de la corrección política ha terminado por podrir al arte. “As Good as It Gets” es una de las últimas excepciones. En estos días que corren al personaje de Nicholson le habrían destinado un final terrible. Por eso allguna vez tendremos que hacer un réquiem por tipos como Brooks.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .