641. Game of Thrones, séptima temporada

La séptima temporada de Games of Thrones ha consolidado el dilema existencial que, a trancos, se había esbozado en años anteriores. Ya no sólo (quizás nunca) se trata de la lucha por el poder y la regencia sobre las posesiones y las gentes. Ahora se trata de evitar la muerte, de glorificar la existencia misma. Como metáfora ineludible de la vida, esta pieza magnífica casi alcanza el camino común de las grandes obras y sus preocupaciones esenciales. Vivir, morir, perdurar. Rehuir a la plácida llegada del final, según la retórica de cada credo religioso conocido.

(¿Por qué será que el hombre, a pesar del “maravilloso paraíso” que lo espera al final de la jornada, se aferra a esta vida dura y gris de la que es consciente y disciplinado testigo? Hay en nosotros, sin dudas, una naturaleza descreída y atea que predomina a cada paso y que, solo en vísperas del horror final, se redime y renace con el propósito de otorgar cierta paz ante la oscura desazón de lo desconocido). La octava temporada de Games of Thrones será, sin dudas, otro lienzo que explore los avatares de la supervivencia.

Y es que la semejanza conceptual con la obra de Tolkien es notable, así como el paralelismo estético con el trabajo de Peter Jackson. Sin embargo, la disimilitud notoria en el tratamiento de los valores morales y de la ética “religiosa” hace de ambos propósitos entes dispares y hasta contradictorios. El maniqueísmo de Tolkien, imbuido del credo católico que otorgó a sus alegorías, copan de optimismo su oscura historia sobre la Tierra Media. Una vez que el anillo fue arrojado al foso en las montañas de Saurón, la claridad se impuso y el advenimiento de un mesías teórico, impalpable pero presente, culminó en un frenesí final de júbilo y esperanza. En Game of Thrones, la serie, predomina la crueldad más absoluta y la complejidad del animal humano se revela con escepticismo y animadversión. Y es porque después de todo, the winter is here…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .