648

Me entero con el reportaje Night Will Fall que los campos de exterminios creados por la Alemania Nazi (ese engendro socialista al amparo de Hitler) dejaron de ser un mito urbano tras la revelación de la BBC y del documentalista Bernstein en abril del cuarenta y cinco.
Antes, los soviéticos habían reportado la existencia del horror, en julio del 44, cuando la ofensiva polaca. Pero nadie les creyó.
Desde aquel entonces los de Stalin no eran de fiar (como buenos comunistas) debido al historial de mentiras y falsificaciones que acompañaba a su aparato de propaganda.
A los rusos les pasó aquello de Pedro y el lobo…
Lo curioso es que durante toda la contienda no se revelaran pruebas concretas del horror y que Occidente viviera de espaldas a esa realidad. En buena medida de allí parte, estoy seguro, aquello de la negación del holocausto.

(Febrero 7, 2015)

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .