696.

Las posibilidades de que el COVID-19 haga estragos en Cuba son inmensas, estén limitadas o no las salidas por sus puertos marítimos y aeropuertos. La población isleña es “vieja” en sentido general (no tan vieja como la italiana, es cierto), y el legado terrible de aquellos cigarrillos populares se traduce en infinidad de patologías respiratorias crónicas, a lo cual hay que sumar el hambre que afecta sobre todo a la población de mayor riesgo. Pero la causa principal por la que el COVID virus hará estragos en la isla es fundamentalmente por lo precario de sus instituciones de salud, por lo ralo y arcaico y deficiente de sus salas de terapia intensiva, por la escasa probidad de sus equipos de respiración asistida. Las cifras reales de afectados, de muertos, jamás las conoceremos. Y tendremos que tolerar a todos aquellos que alabarán al sistema castrista de salud tras la tormenta. Pero nosotros sabemos…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .