724.

Médicos, enfermeras, auxiliares y técnicos podrán ser muy buenos y eficientes profesionales, pero si sirven para una Armada disfuncional, deficitaria, como es el caso de los sistemas de salud de Italia y España, entonces sus esfuerzos se verán constantemente torpedeados por la burocracia y la escasez. El número de camas per cápita en salas de ICU, la cantidad de equipos de respiración asistida, los insumos de protección y el propio mecanismo de recepción e ingreso de pacientes ha sido un verdadero desastre en ambas naciones. Una verdadera lástima, pues ha cobrado vidas innecesarias y ha colaborado con el caos sanitario que algunos han tratado de imponernos a la cañona.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .