749

La cuarentena y el modélico eslogan de “Stay at Home” se han convertido en el mayor acto de autocensura que jamás hallamos practicado en los tiempos modernos. Que haya cundido la histeria y el pánico entre todos: gobiernos, instituciones, profesionales y sobre todo la masa, por una pandemia que infesta al 0.0226% de la población mundial, no puede ser un acto casual. O quizás sí; quizás las sociedades han llegado a un estado de letargo y cobardía tal que les impide afrontar las mismas veleidades de siempre con sentido común y raciocinio. Lo que sí es claro es que el paternalismo estatal es el vencedor indiscutido de este nuevo siglo. Las ideologías han claudicado. El carácter gregario y victimista, tan propio de aquellas grandes aglomeraciones de la edad antigua y el medioevo, ha sido rescatado en gloria y majestad. Sacudirnos de los padrecitos protectores en un futuro próximo, no será tarea fácil.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .