885

Para que los ignorantes no sigan capitalizando el debate sobre las autopsias de George Floyd:El resultado de la segunda autopsia realizada al cadáver del infortunado George Floyd ha arrojado un resultado absolutamente distinto al del primer reporte. Este afirma que la muerte se produjo por asfixia, lo cual es perfectamente posible dadas las circunstancias. Sin embargo, lo extraño de esta situación, según lo veo, es que el hallazgo patológico de la hipoxia siempre es claro y contundente. Por ejemplo, en el caso de Floyd no se trata de definir si la estrangulación se llevó a cabo de manera voluntaria o no, como en aquel otro famoso episodio de Jeffrey Epstein. En aquella ocasión las conclusiones de los diferentes examinadores fue la misma: el magnate había muerto por asfixia, sólo que mientras la primera autopsia dedujo que se había ahorcado por sí mismo, porque no se habían encontrado señales externas de violencia, la segunda rebatía precisamente esta afirmación.En el caso de Floyd todo es distinto, pues los hallazgos de la segunda autopsia contradicen por completo la causa de muerte reportada por la primera. Si aquella había hablado de una isquemia a consecuencia de un cuadro coronario, esta habla directamente de déficit de llegada de sangre al cerebro por compresión de las arterias del cuello.Lamentablemente, si quiere hallarse una respuesta definitiva al misterio etiológico del deceso de Floyd, tendrá que hacerse una tercera autopsia, por médicos independientes, que identifique los síntomas clásicos de hipoxia y asfixia: petequias en la base del cráneo, el enfisema acuoso de Brouardel, las manchas de Paltauf, el signo de Niles y la hemorragia etmoidal. De encontrarse o no esos signos internos (SIEMPRE presentes en todo caso de asfixia), en el cadáver de Floyd, entonces sabremos quien tiene la razón. ¡Lo único claro hasta este momento es que alguien miente a sabiendas! ¡Es inquietante hasta dónde hemos llegado en estos tiempos!PD: Si el equipo de patólogos de la fiscalía mintió para encubrir el caso, alguien tendrá que responder por eso.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .