950

Cutter’s Way es una película sencilla, directa, ochentera pero estéticamente aún varada en los setenta. Es una adaptación de una novelilla de Newton Thornburg y la dirigió Ivan Passer, un realizador menor que procede de la nueva ola checa y que se murió en enero de este fatídico año en curso.

La cinta plantea básicamente un pequeño dilema moral sobre la percepción de la justicia y sobre la legitimidad de las lealtades. Lo hace, claro está, sin acudir al moralismo compasivo de estos tiempos. Lamentablemente es una pieza que se pierde en la inconstancia de un ritmo impreciso (el pulso de Passer no era nada del otro mundo).

El problema principal del filme es el personaje excéntrico de Alex Cutter, poco creíble y sobreactuado por John Heard. Nunca llega a cuajar y sin eso, amigos míos, no puede haber historia.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .