962. Basic Instinct

Lo mejor que filmó Paul Verhoeven en toda su carrera fue, sin duda alguna, Basic Instinct, aquella cinta de giros brillantes, ritmo preciso y excelentes actuaciones que terminó convirtiéndose en parte de la cultura popular debido a su arriesgado tratamiento del sexo como vehículo regenerador del sub género noir.

Para ello Verhoeven se apalancó en el siempre sólido Michael Douglas y en una, por aquel entonces, irresistible Sharon Stone, la rubia fatal que tenía al mundo a sus pies. Diálogos fantásticos y cortantes, una soberbia banda sonora perteneciente a James Goldwin y algunos de los mejores primeros planos de los cuales se pueda tener memoria han convertido a esta pieza en una obra que ha ganado con los años, y no sólo gracias al entrecruzado de piernas más famoso de la historia…

En resumen, Basic Instinct es una cinta brillante y entretenida, sabrosa y provocadora, algo que definitivamente ya no abunda en estos tiempos.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .