1008

No ha sido fruto de algún milagro médico la rápida recuperación del presidente Trump tras el contagio positivo de Covid-19. La inmensa mayoría de los pacientes experimenta idéntica evolución. Donald J. se inscribe dentro de la “gran generalidad”, podría decirse. ¿Sus síntomas? Menos de 24 horas con algo de secreción nasal y febrícula ligera. Pero hemos llegado al punto en que la fragilidad de las sociedades occidentales permite que siglos de civilización terminen claudicando ante una simple elevación de la temperatura. Nunca antes hemos atravesado tiempos tan histéricos y cobardes como estos. (Más adelante les comentaré sobre el tratamiento que se le indicó al presidente y sobre los esquemas protocolares que usamos en el Urgent Care donde trabajo).

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .