1020

El fantasma del fraude electoral no es una distopia pesadillezca. Tampoco es una invención conspiranoica de mentes calenturientas. Las 370 mil boletas electorales duplicadas en Pennsylvania, un estado gobernado por demócratas, claro está, es un ejemplo palpable de que la bestia de mirada hosca habita al doblar de la esquina. Y el problema aquí parece ser que es necesario para algunos sacar al presidente Trump de la Casa Blanca, no importa que sea a patadas. Por cierto ¿ya leyeron el editorial del NYT donde comparan un nuevo liderazgo de la actual administración con el nazismo hitleriano? Señores, esperen horrores, se los advierto.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .