1046

Amigos a los que aprecio me advierten de mi tono, probablemente lúgubre, de estos últimos días. Me reclaman una especie de escepticismo fatalista o pesimismo gris. Estimados amigos, estén tranquilos. Yo me remito a los hechos. No hay nada más terrible que el optimismo fatuo.

¡Claro que existen razones para preocuparse cuando eres testigo del mayor ejercicio de corrupción política que ha golpeado a los Estados Unidos en su historia! Hay que alarmarse por el fraude inaudito a vista y paciencia de millones, por la tergiversación de los números en una noche, por la complicidad de políticos, instituciones y la prensa. Es de tontos apostar aún por la victoria del presidente Trump en votos cuando ya fue despojado, desde hace rato, de su derecho al triunfo.

¿Acaso no han notado que en condiciones normales, a más tardar el miércoles a inicios de la madrugada se debía de haber declarado a Donald J Trump como presidente de la unión, cuando arrasaba en los estados claves con más de un 50% de votos recopilados en cada uno de ellos, lidereando a su rival entre 8 y 14 puntos de ventajas? ¿Siguen depositando ustedes su confianza y optimismo desmesurado en el colegio electoral, ese que ha permitido una remontada imposible a favor del anciano elegido por el establishment corporativo?

¡No sean ilusos, mis amigos! La candidatura de Trump tiene esperanzas, por supuesto, pero esta no reside en las instituciones que han llevado la farsa hasta el extremo. Despierten, señores, que este es un complot minuciosamente planificado y ejecutado. La salvación del conservadurismo podría residir en los tribunales, en la corte suprema, pero no en los votos que se cuentan ahora.

Dejemos la falsa demagogia del triunfalismo a toda costa y estén alertas. Es la única manera posible de que la libertad individual persista en el futuro. Y no olvidemos que el sistema está podrido.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .