1133. Sweet Home

Sweet Home es una extravagancia neo-gore surcoreana, un complicado animé de carne y hueso donde la comedia, el horror y algo de esa naturaleza eidética oriental se desbordan a cada paso. Acá el tratamiento del dolor va de un extremo a otro, en medio de abigarradas historias y de una confusión casi permanente, ya sea recreándose en el antiguo mito griego del sufrimiento como pasión, o en la visión medieval de la aflicción como experiencia espiritual y emocional que debe ser aliviada y domada. ¡Hasta el calvario secular de la post ilustración tiene cabida en este mejunje tecnológico, en esta historieta apocalíptica absolutamente desquiciada! ¿Y lo peor? ¡Que todos los chinos coreanos lucen exactamente igual! No hay manera alguna, humana y racional, de saber quién es quién a lo largo de la serie. Todos, en su inescrutabilidad asiática (casi parafraseando a Chandler) terminan siendo una misma cosa.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .