1164

Escrito el 22 de enero del 2017, hace cuatro años:

Hay una oposición estética a Donald Trump, cosa típica de la izquierda caviar y otras yerbas. Y es que nada es más discriminador que la izquierda. Nada más rebuscado ni elitista. De allí que esa izquierda frunza el entrecejo y arrisque la nariz cuando Trump, con su verbo ralo y seco, primario, antipoético, se dirige a las masas. ¡Horror de horrores! Un millonario pragmático, sin puntos de comunión con la intelectualidad parlanchina y demagoga de la izquierda, ejerciendo el poder en un Estados Unidos que parecía, al final de la jornada, haberse dejado doblegar por el espíritu comunitarista que suele reinar en Harvard y en las grandes universidades del país. El chapucero Trump ha sido un accidente no previsto, una piedrecilla molesta en el zapato. De allí la histeria y la desazón. De allí el Soros aterrorizado y el Hollywood aullador. Es por eso que les digo que también, y sobre todo, hay una oposición estética a Donald Trump.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .