1200

El reportaje del Time es bien explícito en relación con el tema de la complicidad entre el gobierno y las grandes empresas para vulnerar las libertades individuales y para atosigar a sus rivales ideológicos. La chivatería del Bank of America es una muestra aterradora. El consorcio anda echando al precipicio a los clientes que considera peligrosos (aquellos que potencialmente podrían haber asistido al Capitolio el 6 de enero pasado), lo que confirma la tónica de la administración ilegítima de Biden: hacer cualquier cosa en aras de un “futuro luminoso”. Por regla general suelo ser muy cuidadoso a la hora de usar términos definitorios sobre ciertos gobiernos y sociedades, pero lo que estamos viendo en la América de hoy en día no es más que el preludio de un totalitarismo colectivista, de un comunismo fascista. Por cierto, y que sirva como colofón: John Matze ha sido obligado a dimitir como CEO de Parler. La cacería es implacable.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .