1273

Esta mañana, antes de ver a mi primer paciente, me tropiezo con la noticia de que la American Academy of Pediatrics va a pelear contra las decisiones estatales de no tratar hormonalmente a niños que se identifiquen como trans.

Es decir, la cabeza burocrática de la especialidad considera que los niños poseen la capacidad cognitiva para retar a la biología desde edades tempranas.

Antes la medicina solía ser conservadora. Qué coño ha pasado? Algo muy simple, y es que el predominio de el “progresismo “ ha terminado también por alcanzar a las ciencias. Vivimos en el abismo… experimentamos la apoteosis del oscurantismo. Sólo el ejercicio de la violencia más terrible puede amainar tanta desidia.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .