1335

Pocas cosas más estimulantes, cuando vas manejando hacia el trabajo en la mañana, que ir escuchando al gran David Lee Roth en el show de Joe Rogan. Tipo divertido, simpático, jodedor, positivo, chistoso, de carcajada estentórea y contagiosa, con un arsenal de historias increíbles en su repertorio de vida…

En una de esas Rogan le pregunta a David que cómo es posible que él fuera una superestrella de rock si era un tipo normal y extremadamente sencillo, a lo que Roth contestó: “No me ofendas, Joe”, para luego soltar una risotada que estremeció el lugar.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .