1367

El pasado once de julio volvió a demostrarse que la desesperación, el hambre y la miseria son generadores de valor colectivo. (El valor como estado puro es una utopía, por cierto). Pero, para aniquilar a una tiranía totalitaria cualquiera, no bastan las buenas intenciones. Se requiere también de ese instinto animal, de esa sabiduría ancestral de que degollar al enemigo es la única solución posible.

Viendo el video donde un montón de gente increpa verbalmente al asesino Ramiro Valdés en alguna provincia oriental, me percato de que el fin del castrismo que conocemos no será tan radical como algunos piensan. (El dedo sobre el delincuente Díaz Canel y las consignas reguetoneras son otro ejemplo). Un pueblo sabio habría aniquilado al represor Valdés y lo habría colgado patas arriba (a la usanza de Mussolini) a la vista de todos.

Las bases para una transición, si acaso, hacia una especie de “democracia suave” donde reine la impunidad, seguramente ya se planean en la white house y en los espaciosos salones de la ONU. Cuestión de esperar meses o años… y voilá!

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .