1391

Me da cierto pesar con aquellos amigos y conocidos que han celebrado, casi siempre jubilosamente, la renuncia obligada del ex gobernador Cuomo, como si se tratase de una victoria de la justicia o, peor, como si el status quo de la “democracia “ norteamericana recuperara su aura ilusoria de “perfección y consecuencia” de aquellos tiempos previos a noviembre del año pasado. Señores, quienes sacaron al corrupto y soberbio Cuomo del sillón del poder fueron aquellos mismos que se robaron una elección a vista y paciencia de todos, pateando el trasero de quien presuntamente era el hombre más poderoso del mundo en aquel entonces. Acá no hay ganancia alguna. Ya lo comprobarán con quien sustituya al jamonero de marras…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .