1428

Todos lo sabíamos, tirios y troyanos. El fraude escandaloso de Arizona fue el mismo de Georgia, Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Nevada, ¡Vamos, no se hagan los sorprendidos! No se cambia el resultado electoral en unas pocas horas de la madrugada, cuando se pierde por ocho y dieciséis puntos, tras haber sido contabilizados más del cincuenta porciento de los votos. Es matemática y estadísticamente imposible.

Pero quien no tenga claro que para hacer una cosa así y salirse con la suya se necesita de una complicidad milimétricamente construida a lo largo de años y de la complacencia y el apoyo de muchos de los grandes estamentos de la sociedad, entonces está perdido entre los vapores celestiales del hachís.

Ninguna auditoría, por profunda y contundente que sea o haya sido, cambiará el cariz de lo que aconteció en noviembre, simplemente porque los encargados de validar cualquier investigación pasada, presente o futura, son aquellos mismos que te birlaron el resultado de una elección trascendental con una facilidad pasmosa.

El destino es claro y consecuente y el futuro luminoso ya es un hecho.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.