1456

Veo el debate panfletario, en ese circo romano que es el congreso norteamericano, sobre la energía renovable y los efectos venideros del cambio climático. La misma retórica gastada y alarmista. Meterle miedo al vulgo siempre rendirá sus frutos. Y como el objetivo es sacrificar al cordero, en este caso la industria petrolera, arrinconan y despellejan a los enviados de los tipos que aún cortan el guaniquiqui en el rubro. A la cabeza de la pseudociencia ambiental, el squad de las extremistas latinas, afroamericanas, musulmanas, que esgrimen un idéntico discurso a quienes dicen ser anticastristas (por ejemplo) pero que con los hechos no hacen otra cosa que validar (como en tantos otros temas) el radicalismo colectivista del ya extinto marxismo (el monstruo ha mutado y es más artero y peligroso). Los petroleros tienen sus días contados. El futuro luminoso no entiende de minúsculos obstáculos. Sus seguidores también, a corto plazo, serán víctimas del Uróboro cuando se jame su propia cola. Pobres diablos…

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.