1522

Los magistrados de la corte suprema, por muy conservadores que se auto califiquen algunos de ellos, no son tontos. En fin de cuentas, hay que seguir viviendo. Por esa razón se quedaron calladitos una y otra vez cuando aquel tema del golpe de estado de noviembre del 2020; por esa razón acaban de rechazar una vez más una iniciativa partidista del republicanismo moribundo, en este caso aquel retrueque político que buscaba impugnar el sistema de votación por delegación inconstitucional de la presidenta de la cámara Pelosi. Es decir, puedes meterte con la cadena, pero no con el mono, que nadie es lelo en esta historia. La ilusión de la democracia es buena medicina para el vulgo.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (NeoClub 2015) y "La Bala De Sansón" (Signum Nous, 2016), y el libro de reseñas "Fuera De Este Mundo: Comentarios sobre cine, Televisión, Sociedad y Cultura" (Ego de Kaska 2022) se encuentra actualmente en proceso de edición. También ha sido parte de numerosas antologías como "50 Escritores Cubanos: Panorámica De La Nueva Literatura Exiliada" (NeoClub 2015), "Antología De Cuentos" (Exodus 2021) y "El Libro Rojo Del Marxismo Cultural" (Exodus 2021). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.