2015

Ante ese nuevo término utilizado por un tipo muy particular de personas en aras de disminuir a sus “rivales” de cualquier laya, pero sobre todo ideológicos o políticos, se me ocurre la siguiente disyuntiva filológica:

Es “conspiranoico “ aquel que basándose en los hechos de carácter social que lo rodean establece hipótesis futuras, validadas curiosamente por instituciones, políticos y gobiernos que rigen los destinos del mundo, como el foro económico internacional y sucedáneos, en forma de panfletos y metas a alcanzar?

O el conspiranoico es aquel otro que sigue aferrado a normas de convivencia arcaicas que han sido superadas por los sucesos de los últimos tiempos, y que siguen mirando y entendiendo al mundo de igual manera que hace 50 años? Entiéndase por estos últimos a aquellos que juran y perjuran que la ilusión de la democracia sigue funcionando y que las ideologías clásicas del modernismo siguen rigiendo.

A ver, amigos ilustres, iluminen mi desconocimiento, please.

Publicado por

Rafael Piñeiro-López

Rafael Piñeiro-López, escritor, ensayista y Doctor en Medicina (1994). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Ha publicado los poemarios "Los Hombres Sabios" (Editorial NeoClub 2015) y "La Bala de Sansón" (Editorial Signum Nous, 2016). Fue fundador y editor general de la revista sobre Arte, Cultura y Pensamiento "Signum Nous". Reside en la ciudad de Miami.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.